Si la madre tiene inmunidad a COVID-19, lo más probable es que el bebé recién nacido también la tenga.


 

 

El riesgo de que un recién nacido se infecte con el virus es bajo: una investigación sugiere que solo entre el 2% y el 5% de los bebés nacidos de madres con Covid-19 al momento del parto, tienen resultados positivos en la prueba de detección en los días siguientes al nacimiento.

Otra investigación realizada en los Estados Unidos, dirigida por Andrea Edlow, MD, especialista en medicina materno-fetal del Hospital General de Massachusetts, se centró en madres que cursaban el tercer trimestre del embarazo, período en el que se produce la mayor transferencia de anticuerpos. Tras los análisis de la carga viral de las mujeres, los investigadores hallaron que no hubo viremia detectable en la sangre materna o del cordón y no hubo evidencia de transmisión vertical. Este estudio brinda cierta seguridad de que es poco probable que las infecciones por SARS-CoV-2 durante el tercer trimestre pasen a través de la placenta al feto.

Tras los análisis de la carga viral de las mujeres, los investigadores hallaron que no hubo viremia detectable en la sangre materna o del cordón y no hubo evidencia de transmisión vertical.

Por otro lado, la transferencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 por la placenta fue significativamente menor de lo esperado. Sin embargo, las pruebas mostraron que de 37 mujeres embarazadas con COVID-19 24 tenían anticuerpos IgG anti-RBD detectables en la sangre, pero solo dos los tenían en la sangre del cordón umbilical. La IgG anti-nucleocápside estaba presente en la sangre de 26 de las mujeres y en otras 22 se encontraba en la sangre del cordón umbilical.

 

Best Doctors

 

Esto apoya estudios previos en los que se ha encontrado que si bien la transmisión intrauterina es posible, no es común. Basados en que existe una probabilidad de que suceda, BioCells incorpora a la serología materna la determinación del anticuerpo IgG para COVID-19. “Este análisis se suma a la batería de estudios que se les hace a las madres después de la recolección y antes de la guarda de las células madre de la sangre y del tejido del cordón umbilical, que se realiza luego del nacimiento” comenta Claudio Dufour, Director Médico de BioCells.

BioCells incorpora a la serología materna la determinación del anticuerpo IgG para COVID-19.

 

 

Otra de las investigaciones actuales se centra en la seguridad y la eficacia de la vacunación contra el SARS-CoV-2 durante el embarazo. Un equipo de científicos estadounidenses ha detectado un tipo de anticuerpos contra la covid-19 en la sangre del cordón umbilical de un recién nacido tras la vacunación materna. Se trata, según científicos de la Universidad Atlántica de Florida, del primer caso informado conocido de un lactante con inmunoglobulinas IgG, uno de los cinco anticuerpos que el organismo fabrica para defenderse de patógenos y que están vinculados al SARS-CoV-2. Los resultados mostraron la detección de anticuerpos IgG en la sangre del cordón umbilical contra la proteína S del SARS-CoV-2 (la proteína que usa el coronavirus para entrar en las células humanas).

Si la madre tiene inmunidad a COVID-19, lo más probable es que el bebé recién nacido también la tenga. Cualquier mujer que haya tenido Coronavirus y se haya recuperado de la enfermedad lleva anticuerpos protectores. Un pequeño estudio en Wuhan, China, confirmó que cuando 6 madres enfermas de neumonía por COVID-19 dieron a luz, todos sus bebés tenían anticuerpos contra COVID-19 en su sangre.

Como ocurre con otras afecciones potenciales, el feto y luego el recién nacido, se ven ayudados por ese traspaso de anticuerpos maternos, que lo protegerán durante sus primeros 6 meses de vida, momento en que iniciará funciones el sistema inmune propio del niño.

“Como ocurre con otras afecciones potenciales, el feto y luego el recién nacido, se ven ayudados por ese traspaso de anticuerpos maternos, que lo protegerán durante sus primeros 6 meses de vida, momento en que iniciará funciones el sistema inmune propio del niño. Resulta clave mencionar que las células madre hematopoyéticas que son recolectadas al momento del parto por punción de la vena umbilical, así como las células mesenquimales  presentes en el tejido del cordón umbilical  no resultan afectadas por la condición potencial de la mamá gestante que cursa infección por COVID-19, y menos aún por los anticuerpos protectores de IgG” recalca el Director Médico de BioCells.

 

 


Fuentes

https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2774428
https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.02.03.21250579v1

 


Para más información, comunicate con nosotros:

Whatsapp +54 9 11 6275 2112
info@biocells.com.ar